PIDEN LA RENUNCIA DEL DIRECTOR DE MEDICINA TRADICIONAL DE LA SECRETARÍA DE SALUD FEDERAL

  • Fue nombrado por Vicente Fox y ya no representa los intereses de los pueblos originarios

CDMX (AMINES).- José Alejandro Almaguer González, director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural de la Secretaría de Salud, fue uno de los autores del proyecto de decreto mediante la cual se pretendía reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley General de Salud en materia de Medicina Tradicional y Complementaria; así lo destacó la maestra Amparo Sevilla Villalobos, directora de Etnología y Antropología Social del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), durante su participación como ponente en la Mesa de Análisis: “Riesgos de la Regulación de la Medicina Tradicional en México”.

Dicha revelación causó gran malestar entre sanadores, curanderos, parteras, hueseros, hierberos y rezanderos, quienes aseguraron haberse sentido traicionados por el funcionario responsable de definir e impulsar una política intercultural dentro de un marco de respeto y promoción de los derechos humanos de quienes ejercen este conocimiento ancestral, aspectos que precisamente vulneraba el citado proyecto de decreto, desechado por las comisiones unidas de Salud y Estudios Legislativos Segunda, el pasado 3 de noviembre.

Entre las conclusiones a las que se llegó al concluir el congreso “Diálogos: El papel de los Congresos Locales en la Regulación de la Medicina Tradicional y Complementaria”, encuentro virtual organizado por el Congreso del Estado de Tlaxcala, representantes de pueblos originarios propusieron solicitar la renuncia de Almaguer González, servidor público que se mantiene al frente de esta dirección desde el 2002.

Entre los argumentos por los cuales se considera necesario el cambio del director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural de la Secretaría de Salud, destaca el de que teniendo México todo para estar a la vanguardia en el empleo de la Medicina Tradicional para poner el control de la salud en las manos del pueblo, a lo largo de casi dos décadas no se ha logrado construir el andamiaje que permita el uso y preservación de este conocimiento ancestral y, mucho menos lograr el desarrollo intercultural al que se aspira.

Originario de Guanajuato, Alejandro Almaguer fue propuesto por su paisano, el entonces presidente de México Vicente Fox Quezada, asumiendo la responsabilidad de impulsar una política nacional inclusiva y de respeto a la diversidad cultural indígena y, sobre todo, propiciar el respeto, preservación y promoción de la Medicina Tradicional, aspectos que fueron violentados con el proyecto de decreto que elaboró.

Representantes de distintas agrupaciones defensoras de los derechos de los pueblos originarios, han coincidido en que al frente de esta área debe de estar alguien que, sin favoritismo de grupos, tenga la capacidad de entender la composición pluricultural de México; así como de reconocer los derechos de los pueblos indígenas, sus estructuras, sus usos y costumbres, su autodeterminación y su derecho de practicar el conocimiento heredado por sus ancestros.

REDACCIÓN

error: Content is protected !!