EL OFICIALISMO HONDUREÑO ADMITE LA DERROTA FRENTE CASTRO, QUIEN GOBERNARÁ EL PAÍS

  • A medida que avanza el recuento parcial de votos, la dirigente de Libre se consolida como ganadora de las elecciones presidenciales del domingo.

TEGUCIGALPA.- Xiomara Castro, la candidata del partido Libertad y Refundación (Libre) a la presidencia de Honduras, mantiene una amplia ventaja en el escrutinio de las elecciones del domingo, que sigue en marcha, y comenzó a recibir los saludos por su victoria, tanto en Honduras como desde el exterior.

Nasry Asfura, el candidato a la presidencia por el Partido Nacional, actualmente en el gobierno, visitó a Castro en su casa de Tegucigalpa para “felicitarla personalmente” por su triunfo y saludar a su familia. Después del encuentro, la felicitó públicamente y lo mismo hizo su agrupación política.

“Nuestro país es bello y no es como lo miran afuera, nosotros respetamos la voluntad del pueblo expresada en las urnas, porque esa es la decisión de las mayorías”, dijo Asfura. “El país necesita reconciliación y unidad para lograr la armonía y el trabajo, que es el camino que nos llevará al desarrollo que todos anhelamos. Aquí estoy y estaré siempre a la orden”, agregó el dirigente, quien además es alcalde de Tegucigalpa.

A su vez, el Partido Nacional manifestó en un comunicado firmado por su presidente, David Chávez: “El pueblo hondureño ha decidido en las urnas la elección de todas sus autoridades, decisión que debe ser respetada por nuestro y todos los partidos políticos, nuestras convicciones y valores democráticos así lo dictan”. Afirmó también que su organización política hará “una oposición constructiva, de progreso, encaminada a sacar a todo el país adelante”.

El recuento parcial le daba este miércoles 53% de los votos a la candidata de Libre, 34% a Asfura y 9,2% a Yani Rosenthal del Partido Liberal. Por ese partido había sido electo presidente el esposo de Castro, Manuel Zelaya, que fue derrocado en 2009. Castro junto con su esposo y otros dirigentes políticos fundaron este sector en 2011, que tuvo como base el Frente Nacional de Resistencia Popular, grupo que se opuso al golpe de Estado de 2009.

La proclamación oficial de Castro como presidenta electa puede demorar en realizarse, porque las autoridades electorales tienen 30 días desde la votación para hacer públicos los resultados. Hasta este miércoles se había escrutado algo más del 53% de los votos.

Uno de los países que felicitaron a Castro fue Estados Unidos, que destacó “su histórica victoria como la primera mujer presidenta de Honduras”. En un comunicado firmado por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, el gobierno de Joe Biden declaró que seguirá apoyando a Honduras en el fortalecimiento de sus instituciones democráticas y la lucha contra el delito transnacional y la corrupción. Por otra parte, Blinken destacó la alta participación electoral, que fue de 68,27%.

Desde Argentina, la vicepresidenta, Cristina Fernández, también saludó este miércoles a Castro. “Finalmente, mi querida compañera y amiga Xiomara, más tarde o más temprano, el pueblo y la historia siempre hacen justicia”, tuiteó.

La llegada de Castro a la presidencia marca, además de la primera presidencia a cargo de una mujer en el país, el fin del gobierno de Juan Orlando Hernández. Libre ha cuestionado las victorias electorales del actual presidente, en particular la de 2017, cuando se postuló a la reelección gracias a un fallo judicial, y pese a que la Constitución lo prohíbe. Para Libre, esas elecciones fueron fraudulentas, y miles de personas las rechazaron en protestas en las calles.

Antes de Hernández hubo otro gobierno del Partido Nacional, el de Porfirio Lobo, que ganó las elecciones de 2009, convocadas tras el derrocamiento de Zelaya. Desde entonces, Castro se postuló a la presidencia en las tres elecciones que se celebraron, y finalmente, en la última, logró romper con 12 años de gobiernos del Partido Nacional.

También la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) saludó a Castro, y calificó su victoria como “un ejemplo de resistencia y coraje”. El secretario ejecutivo de ALBA, el político boliviano Sacha Llorenti, celebró que Castro se convierta en la primera presidenta electa de Honduras, y manifestó: “Felicitamos la contundente victoria del pueblo hondureño que recuperó la esperanza en las urnas después de 12 años del golpe de Estado”.

LA DIARIA

error: Content is protected !!