UNA CUENTA DE 8 MILLONES DE DÓLARES QUE INVOLUCRA AL FISCAL DE LÓPEZ OBRADOR

  • Testigos han revelado que el Fiscal General de México en distintas fases de su función pública habría recibido dádivas, realizado llamadas de presión y negociaciones poco ortodoxas.

EEUU.- Durante seis años Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, ha realizado una persecución contra Laura Morán de 94 años de edad, quien fuera durante 50 años la compañera de vida de su hermano mayor Federico Gertz Manero. Hasta ahora la motivación de la disputa era la supuesta negligencia de Laura y su familia en la atención de Federico, lo cual según el Fiscal habría provocado su muerte. En base a esa acusación Alejandra Cuevas de 67 años, hiija de Laura, fue detenida acusada de “homicidio doloso por omisión de auxilio” y se encuentra en prisión desde hace casi un año aunque un juez anuló este jueves 16 de septiembre la orden de encarcelar a esta última.

En el litigio de un asunto personal, usando su poder como Fiscal, Gertz Manero ha incurrido en actos de prepotencia, abuso, conflicto de interés, chantajes y negociaciones “poco ortodoxas”. Lo que parecía una historia de terror en el ámbito de lo personal, se ha convertido en una historia de interés público.

Hay información que podría significar que la verdadera motivación de la persecución es otra. La familia Morán encontró en el domicilio que Laura y Federico compartieron durante años, estados de cuenta fechados en 2014 de un portafolio de inversión de 7.954 millones de dólares, manejada por Operadora Invictus, establecida en Panamá- considerado mundialmente un paraíso fiscal-, abierta en el banco suizo Julius Bär y que de los cuales tengo copia. No tienen rotulado el nombre del titular, solo un número de cliente: el 0016.9863

La cuenta creada en 2010 comenzó con un depósito de 1.298 millones de dólares, en 2012 hubo un nuevo depósito de 6.158 millones de dólares, y en 2013 uno más de 293 mil dólares. En los documentos se detalla que el 26 por ciento de los recursos están en inversiones de renta fija y corto plazo, el 44 por ciento en renta fija y plazo mayor, y el 22 por ciento en acciones.

Operadora Invictus creada en 2010 se publicita como “un grupo de profesionales calificados, comprometidos y con amplia experiencia en el sector financiero”. De acuerdo a los registros oficiales de Panamá su director y tesorero es Fernando Méndez Montes. Katia Jannette Smith Chavez, es otro de sus directivos. Ambos están vinculados como directivos de al menos otras 7 compañías de manera simultánea en Panamá. Un esquema típico en la creación de empresas para que los verdaderos propietarios queden bajo la sombra.

Como “representante” de Operadora Invictus está registrado Antonio Sacido Blasco de nacionalidad española, quien fue denunciado en 2019 en Panamá por el delito de “patrimonio económico” junto con otras ocho personas de acuerdo a registros judiciales de ese país. Mientras que el banco suizo Julios Bar fue acusado de conspiración de lavado de dinero en el escandalo FiFA Gate, y en julio pasado anunció que pagaría al Departamento de Justicia de Estados Unidos cerca de 80 millones de dólares para llegar a un acuerdo judicial.

Gertz Manero es un funcionario público del viejo establishment. Fue responsable de la campaña nacional contra el narcotráfico en 1976, fue jefe de la policía de la Ciudad de México de 1998 al 2000, fue Secretario de Seguridad Pública del 1 de diciembre del 2000 al 2004 y diputado federal de 2009 a 2012 por el Partido Convergencia. Nadie comprende cómo fue nominado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador como fiscal, cargo en el que fue ratificado por el gobierno.

Existen testigos presenciales a quienes he entrevistado desde hace meses bajo la condición de no revelar sus nombres , quienes me han revelado que el Fiscal Gertz Manero a lo largo de su función pública, al menos de la época del sexenio de Felipe Calderón, cuando fue diputado federal; y cuando inició su función como Fiscal habría recibido dádivas, habría realizado llamadas de presión y negociaciones poco ortodoxas en algunos de los casos de delitos de cuello blanco abiertos en el actual sexenio.

De lo público a lo privado

El periódico El País publicó en marzo pasado un capítulo más de la tortuosa historia entre Gertz Manero y la familia Morán. Reveló que en noviembre de 2020, días después del arresto de la hija de Laura, el Fiscal a través de intermediarios habría prácticamente extorsionado a Laura y su familia para liberar a Laura a cambio de que le entregaran los bienes que le correspondían a Laura según el testamento de Federico, y desocupara la lujosa residencia en la que también, según el testamento, ella tenía derecho a vivir hasta que muriera.

Gertz Manero habló directamente con un familiar de Laura, quien esperaba por desesperación de ver a Alejandra Cuevas en la cárcel, llevar a buen término una negociación con el Fiscal. El familiar grabó la llamada. En ella el Fiscal los acusó no solo de la muerte de su hermano, sino de haberse apropiado de bienes y de haber tomado indebidamente 3.5 millones de pesos de las cuentas de Federico, cuentas que eran mancomunadas con Laura.

En la grabación, a veces en tono claramente amenazante, el Fiscal les exige que firmen escritos asumiendo la responsabilidad en la muerte de su hermano Federico. En un claro conflicto de interés y abuso de poder dio instrucciones que para terminar de llegar al acuerdo debían reunirse con Juan Ramos, subprocurador de la Fiscalía, revelando un claro conflicto de interés y abuso de poder del Fiscal quien usa como abogado privado a un subprocurador subordinado a él.

Otro de los operadores de Gertz Manero en el caso contra Laura Morán ha sido Javier Coello Trejo, quien fue quien a su nombre presentó la denuncia penal contra Laura y su familia por homicidio. Coello Trejo fue subprocurador de Investigación en la Lucha contra el narcotráfico en la PGR en el sexenio de Carlos Salinas. En expedientes judiciales de la PGR hay declaraciones ministeriales que revelan los nexos de Coello Trejo con el crimen organizado. Lo he documentado en el libro “Los Señores del Narco” desde 2010. En específico las denuncias narran las visitas personales que hacía en sus tiempos de subprocurador al capo Amado Carrillo Fuentes líder del Cartel de Juárez.

En su círculo cercano Coello Trejo solía bromear para justificarse: “esos son cuentos, no hay gordo malo”.

Casualmente Coello Trejo es el abogado de Emilio Lozoya ex director de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto, acusado en el mayor escándalo de corrupción destapado en el en el sexenio de AMLO. Se le señala por un desfalco a la petrolera mexicana de más de 200 millones de dólares y de haber sido parte de una red de sobornos para dar contratos a Odebrecht. Pero extrañamente nunca ha pisado la cárcel y ha llegado a una benéfica negociación con la FGR cuyo titular es amigo de Coello Trejo. Es claro en éste caso un conflicto de interés entre la parte acusadora y la parte defensora.

¿De quién es y de dónde viene el dinero?

Ni la compañera de Federico ni su familia sabían de la existencia de la cuenta en Suiza de casi 8 millones de dólares , y dudan que el dinero pudiera ser realmente de Federico. Sospechan que éste en realidad era el prestanombres de Alejandro Gertz Manero según me confiaron integrantes de la familia en mayo pasado, en un encuentro que sostuvimos.

Narraron que durante los últimos meses de vida y ya con un estado de salud deteriorado por la edad- Federico tenía más de 80 años- se cayó de la cama y se golpeó la cabeza. Aun así, mal herido y pese a que los doctores que mandó llamar Laura recomendaron reposo, Alejandro, quien entonces era rector de la Universidad de las Americas en la Ciudad de México, lo sacó de su domicilio. Laura le pidió que no se lo llevara por su delicado estado de salud pero el ahora Fiscal insistió en que era algo importante y no dejo que nadie lo acompañara. Se lo llevó por 7 horas presuntamente a firmar una serie de documentos. Federico llegó muy alterado y cansado a su domicilio y ahí se aceleró el declive fatal de su salud.

La familia de Laura dice desconocer a dónde llevó el Fiscal a su hermano aquel día, pero piensan que podría estar relacionado con la cuenta en Suiza. Operadora Invictus tiene una oficina en la Ciudad de México.

¿Si la familia Gertz Manero ha tenido una importante fortuna, por qué los hermanos habrían tenido que enviar el dinero a Suiza, y dejar a una compañía abierta en Panamá la operación de dicha inversión?

Al hallazgo de la cuenta habrá que añadir que en 2017 la investigación periodística internacional Panama Papers descubrió entre las miles de empresas con presunción de ser fachada abiertas en Panamá, una denominada Jano Limited, creada en 1995 y en la cual Federico Gertz Manero figuraba como Presidente; Alejandro era Vicepresidente, Laura Morán como Director.

De acuerdo a la base de datos de Panama Papers la dirección registrada de Alejandro Gertz Manero y su hermano Federico era Palma 37, Piso 4, México DF. El domicilio del agente que registró dicha empresa en Panamá era una dirección postal, PO Box 500 GT, Clifton House, 75, Fort Street, George Town, Gran Cayman, un lugar considerado paraíso fiscal al igual que Panamá. Y quedo como dirección para recibir correo la de la empresa Stumpf Craddock Massey & Pullman en San Antonio, Texas.

Oficialmente cuando Gertz Manero fue cuestionado en 2017, antes de su nombramiento como Fiscal, éste dijo que no tenía conocimiento de que existiera esa empresa a su nombre.

Los extraños regalos de Luis Cárdenas Palomino

Investigando a la red de corrupción de Cárdenas Palomino y García Luna el año pasado tuve conocimiento por una fuente de información directa, testigo de los hechos, de que en el sexenio de Felipe Calderón, en la época en que Gertz Manero era diputado federal y rector de la Universidad de las Américas-Ciudad de México, recibía en las oficinas de la institución costosos relojes y portafolios con contenido desconocido, enviados por Luis Cárdenas Palomino, quien entonces era brazo derecho de Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública. Ambos están acusados formalmente de narcotráfico y de haber recibido millonarios sobornos del Cartel de Sinaloa.

Los envíos de regalos de Cárdenas Palomino a Gertz Manero eran parte de una red de regalos y dádivas que el jefe policiaco entregaba a autoridades de todos los niveles, incluyendo magistrados, jerarcas católicos y representantes populares. El motivo específico de esos regalos son desconocidos por el informante, solo asegura que los regalos que enviaba Palomino siempre eran en pago de favores o beneficios que había obtenido o esperaba obtener.

Otras fuentes de información documentada aseguran que cuando Gertz Manero fue propuesto por AMLO para ser Fiscal, cargo en el que tiene duración de 9 años, Cárdenas Palomino lo fue a visitar para recomendar a su gente en posiciones clave de la FGR. Tres de sus recomendados fueron Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, a quien Gertz Manero nombro coordinador de Métodos de Investigación; Antonio Pérez García, nombrado titular de la Policía Federal Ministerial, y José Domínguez Martínez Vértiz, a quien le dieron el cargo como director general de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol.

Ya en esta columna había señalado que en la Fiscalía inexplicablemente había gente con un negro historial y que forma parte del equipo cercano a García Luna y Cárdenas Palomino. Estaban en puestos estratégicos pese a que el propio AMLO había hecho un llamado a que se sacara de las instituciones a la gente estrechamente vinculada a García Luna.

El Fiscal descuidado

Siguiendo la ruta del caso de Laura Morán y los regalos del narco-policía, he escuchado otros testimonios que hablan de reuniones en oficinas alternas a la FGR donde abogados de la persona acusada y abogados enviados por la fiscalía hacen acuerdos bajo la mesa sobre casos muy sensibles.

Se afirma que en ocasiones el propio Fiscal ha participado en llamadas teléfonicas poco ortodoxas, similares a las que tuvo con la familia de Laura Morán, en las cuales él mismo establece algunas de las pautas para resolver casos fuera de los tribunales y sin presencia del ministerio público.

Esta semana una juez federal determinó judicialmente que el caso abierto contra Alejandra Cuevas era “incongruente, contradictorio y carente de motivación legal” y ordenó reponer el procedimiento lo cual es un avance a lo que debería significar su puesta en libertad.

Ojalá que esa desigual persecución de Alejandro Gertz Manero, usando su poder como fiscal, contra Laura y su familia finalmente termine. Pero eso no significa que las acciones irregulares que se denuncia está cometiendo el Fiscal en otros casos de interés nacional concluyan.

ANABEL HERNÁNDEZ / DW

error: Content is protected !!