JAPÓN EXTIENDE EMERGENCIA POR COVID A MEDIDA QUE AUMENTAN LOS CASOS

  • “El aumento de las infecciones está alcanzando niveles récord alarmantes”, dijo el primer ministro Yoshihide Suga

TOKIO.- El estado de emergencia por coronavirus en Japón continuará hasta el 12 de septiembre en lugar de terminar a fines de este mes como se planeó inicialmente, decidió el gobierno el lunes.

Dado que el virus continúa propagándose en el país, el estado de emergencia para Tokio, Osaka, Okinawa y otras tres regiones que comenzó en julio se extenderá y expandirá.

Las medidas se aplicaron a lo largo de los Juegos Olímpicos de Tokio recientemente concluidos, que se llevaron a cabo sin espectadores del público en general en muchos eventos. Con la última extensión, la emergencia seguirá vigente durante los Juegos Paralímpicos de Tokio, que abren el 24 de agosto y cierran el 5 de septiembre.

“El aumento de las infecciones está alcanzando niveles récord alarmantes”, dijo el primer ministro Yoshihide Suga después de reunirse con otros ministros sobre la medida.

La decisión se hará oficial el martes, dijo Suga, y agregó que una expansión de la atención hospitalaria es una prioridad, y que las personas que esperan en casa una cama de hospital se están haciendo chequeos por teléfono.

Las medidas de emergencia se centran en pedir a los restaurantes y bares que cierren a las 8 p.m. y no sirva alcohol. Se ampliarán a varias prefecturas más, incluidas Kioto, Hyogo y Fukuoka, que actualmente se encuentran bajo una “cuasi-emergencia” de advertencia menos severa.

Los nuevos casos están alcanzando niveles récord en muchas áreas, rondando los 5.000 la mayoría de los días durante la última semana en Tokio.

Los alcaldes y gobernadores locales han instado al gobierno nacional a declarar emergencias más amplias para enviar un mensaje más fuerte a la gente para disuadirlos de salir.

“Creemos que la situación ha llegado a un estado extremadamente grave y crítico que pone en riesgo la vida humana”, dijo Eikei Suzuki, gobernador de la prefectura de Mie en el centro de Japón, donde las infecciones han aumentado.

A nivel nacional, solo alrededor de un tercio de la población ha sido completamente vacunada a medida que se propaga la variante delta más infecciosa. El lanzamiento de la vacuna en Japón tuvo un comienzo tardío y avanza a uno de los ritmos más lentos entre las naciones industrializadas.

Los críticos dicen que el gobierno no ha hecho lo suficiente para preparar los hospitales para acomodar a los pacientes con COVID-19.

Japón ha tenido más de 15,000 muertes relacionadas con COVID-19, y ha aumentado la preocupación de que el sistema de atención médica se debilite cada vez más. Los informes de los medios japoneses han mostrado a personas atrapadas en ambulancias durante horas buscando un hospital que las acepte.

El Ministerio de Salud dijo que el número de personas gravemente enfermas ha alcanzado un récord de 1.603 en todo el país.

Las encuestas y entrevistas muestran que el descontento público está hirviendo después de que el gobierno siguió adelante con la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, permitiendo que decenas de miles de atletas, patrocinadores y oficiales deportivos ingresen al país. Los eventos requieren miles de personal médico y se proporcionan pruebas de virus masivas a los atletas de forma gratuita.

YURI KAGEYAMA / AP

error: Content is protected !!