FAMILIAS CONVIVEN EN SUS CASAS CON MUERTOS AL NO HABER FORMA DE ENTERRARLOS