SOLIDARIDAD Y UNIDAD, ÚNICA RUTA PARA SALVAR VIDAS POR COVID-19 EN OAXACA