LA VIOLENCIA ESCALA EN MÉXICO PESE A PANDEMIA