SIN RAZÓN, MUJER INDIGENA Y SU BEBE SON ENCARCELADAS EN OAXACA

  • Por irresponsabilidad, negligencia y falta de compromiso con la justicia de Jueza de Miahuatlán, mujer indígena y su infante pasan 5 horas en la cárcel.

Redacción

Oaxaca.- En el municipio de San Francisco Logueche una mujer indígena en compañía de su hija de un año de edad fueron encarceladas arbitrariamente por las autoridades municipales.

El hecho ocurrió cuando la mujer se presentó al palacio municipal para suplicar le permitieran darle comida y visitar a su esposo detenido, entonces, el comandante y teniente de la policía municipal le dieron acceso a la cárcel y una vez adentro le cerraron el calabozo privándola de su libertad junto con su menor hija.

“No les importó que les gritara y suplicara que me dejaran salir porque no tengo ni he cometido ningún delito, solo le llevé de comer a mi esposo, además es un lugar que está en muy malas condiciones y que afectan la salud de mi bebé quien lloraba mucho y yo me sentía impotente, estuve como siete horas en la cárcel”, relato con lágrimas en los ojos la indígena.

Todo inició el pasado dos de marzo alrededor de las seis de la mañana cuando Floriberto G. H un indígena zapoteca del municipio de San Francisco Logueche, fue detenido, golpeado e incomunicado por parte de las autoridades municipales de esa población.

Ante esos hechos los familiares de Floriberto G. H interpusieron un amparo mismo que fue turnado al Juez Tercero de Distrito del estado de Oaxaca y este concedió la suspensión y ordenó su libertad inmediata enviando el despacho respectivo mismo que fue recibido antes de las tres de la tarde en el Juzgado Primero Mixto de Miahuatlán, Oaxaca, para su legal cumplimiento.

De acuerdo con el dicho del padre del detenido, su preocupación incrementó cuando dieron las seis de la tarde y no había respuesta favorable por parte de los funcionarios del Juzgado Primero Mixto de Miahuatlán, lugar donde les informó el Juez de Distrito que llegaría el despacho para que estos se trasladaran a la población de San Francisco Logueche y pidieran a las autoridades acreditaran la razón o motivo de la detención Floriberto G. H y en caso de haber cometido delito lo trasladaran a la fiscalía de Miahuatlán o de lo contrario lo pusieran en inmediata libertad.

Por otro lado en la ciudad de Miahuatlán, y, de acuerdo a lo relatado por el padre de Floriberto G. H, este y sus abogados hacían llamadas telefónicas a los secretarios y actuarios del juzgado y nadie informaba claramente la situación del expediente y mucho menos quien se trasladaría a San Francisco Logueche para dar cumplimiento a lo ordenado por el Juez Federal.

“En dos ocasiones le llamamos directamente a la licenciada María de Jesús López Gómez, jueza de del Juzgado Primero Mixto de Miahuatlán, pero nos dijo que ella no estaba en el juzgado y que andaba fuera y que si queríamos que buscarnos al secretario de guardia o que pasáramos al otro día a las diez u once la mañana para que nos atendiera y nos colgó la llamada” dijo, Luis G, papá del detenido.

Finalmente, señaló que si la juez de Miahuatlán hubiera cumplido puntualmente con lo ordenado por el juez federal su hijo hubiera salido de la cárcel al redor de las cinco de la tarde, pues no cometió ningún delito, así también mi nuera y mi nietecita no hubieran pasado más de siete horas en la cárcel injustamente y sin que nadie que las pudiera ayudar o defender, todo por la irresponsabilidad de la Juez de Miahuatlán, expresó lleno impotencia y disgustado.

Ante esta situación Floriberto G. H y su esposa, dijeron que interpondrán una queja ante el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, quien hace apenas unos días estuvo en este juzgado pero no hizo nada a pesar de las quejas de la población, así mismo manifestaron que ya presentaron su denuncia en contra de la funcionaria ante la Fiscalía General de la Republica, pues a pesar de que el documento del Juez Federal llegó a su Juzgado a las tres de la tarde, llegaron las primeras horas del día siguiente y no se cumplía el mandado judicial, a pesar que se violaban flagrantemente los derechos humanos de una mujer y una pequeña de un año de edad.

Author: Staff