DIPUTADO DE OAXACA ENGAÑA A SU PUEBLO

 

 

Oaxaca (Antulio López).- Con la premisa de que el Diputado legisla, genera leyes y propone cambios a las mismas; pero no ejecuta; Pavel Meléndez utiliza a los pueblos, como a Santo Domingo Petapa, para atraer la atención y hacer creer que tiene mucho acercamiento con los ciudadanos de su Distrito, cuando a la mayoría los ha olvidado, estos fueron los comentarios de los istmeños que veían pasar a la Delegación de Santo Domingo Petapa, durante las fiestas de la Guelaguetza en la capital oaxaqueña; la única delegación acompañada por un legislador, quien bailaba, gritaba y hacía todo lo que podía para atraer la mirada hacia de los asistentes al paseo.

 

A ocho meses de su actuar como representante popular, a la fecha, poco o nada se sabe si el Diputado ha gestionado alguna obra, beneficio, recursos o entregado algún apoyo a los diversos sectores sociales de la población de su Distrito, el XVIII; con cabecera en Santo Domingo Tehuantepec.

 

En el Congreso Local, Pavel ha generado controversia con sus posicionamientos y declaraciones en contra de sus propios compañeros de bancada y cuestionando a los morenistas y llamándolos “primores” todo para llamar la atención y ganar espacios en los medios.

 

No está de más recordar el triste episodio, cuando el diputado, buscando ser protagonista de los hechos en Oaxaca, engañó a los habitantes de San Agustín Loxicha y junto con integrantes de su equipo, irrumpió en los accesos de Ciudad Administrativa, vandalizando los torniquetes y medidas de seguridad, agrediendo a los elementos de seguridad e intimidando a los trabajadores; lo cual fue narrado por los propios habitantes de Loxicha.

 

A pocos meses de cumplir un año en el cargo como representante del Pueblo, Pavel Meléndez no han podido aprobar ninguna ley, reforma o derogación en beneficio de los oaxaqueños, solo se ha dedicado a hablar, proponer y criticar. Se ha visto envuelto en señalamientos y críticas desde su propio Partido, MORENA, por tratar de alcanzar posiciones y recursos públicos en beneficio propio, siendo su última aprobación un recurso extra de 600 Millones de Pesos, que se suman a los 500 millones autorizados en una primera instancia, sin contar el salario mensual superior a los 200 mil pesos, declaraciones vertidas por sus propios compañeros legisladores.

 

Author: Staff