“Queremos recuperar la tierra que nos pertenece, queremos justicia”: pobladores de Yaitepec

 


• Se reactiva conflicto agrario entre Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila

 

luciasagrariomtz@gmail.com / diegomtzsanchez@gmail.com

 

Santiago Yaitepec, Oaxaca.-  Habitantes de Santiago Yaitepec, municipio enclavado en la Sierra Sur, iniciaron una manifestación pacífica para exigir un alto a los atropellos por parte del Presidente Municipal y el Comisariado de Bienes Comunales de Santa Catarina Juquila.

 

Ambas comunidades mantienen un añejo conflicto agrario que revivió por la llegada de paracaidistas a la zona de El Pedimento, espacio de culto y descanso para miles de turistas y fieles que visitan el santuario de la Virgen de Juquila.

 

En entrevista en el punto de bloqueo los manifestantes explicaron que a finales del 2018, un grupo de habitantes de Juquila comenzaron a repartir lotes para fines comerciales con el respaldo de las autoridades municipales, en El Pedimento. Por lo que denunciaron la invasión de terrenos de Yaitepec, dentro de los cuales se encuentra este lugar.

 

Exigen que se le devuelva la tierra de la que fueron despojados argumentando que representantes de Juquila se aprovecharon de la falta de educación de los habitantes de Yaitepec y de que no hablan español, para falsificar y robar documentos y adjudicarse esos terrenos, cabe resaltar que actualmente solo el 40 por ciento de la población de eta comunidad hablan español.


 

El conflicto también afecta a los vendedores y artesanos de Yaitepec que acuden a este centro religioso a vender sus productos y quienes fueron los primeros en ocupar este lugar como punto de venta, permitiendo a los vecinos de Juquila establecerse.

 

Con más de 70 años, una de las mujeres indígenas vestida con el traje tipico chatino, el cual es originario de Santiafo Yaitepec y que se dedica a la venta de jamoncillos y tostadas de corozo, nos platica que fue corrida de su lugar de trabajo, sin embargo asegura que no es la primera vez que sufre este tipo de agresiones. La discriminación por ser indígenas y analfabetas es algo que han sufrido por décadas.

 

Con ayuda de un traductor, nos cuenta en su lengua natal el chatino, el tipo de abusos a los que son víctimas frecuentemente. “Vamos a vender al Pedimento, nos tiran nuestras cosas, no nos dejan vender, llevamos tostadas de corozo, semillas, café molido; Todo nos quitan o nos tiran, los peregrinos que nos vienen a comprar intervienen los de Juquila para que no nos compren.

 

Es el trabajo que hacemos para ganarnos nuestro pan de cada día. Nos sacan a patadas, nos corren o nos avientan a la policía. A veces llevamos tamales o atole, con tal de ofrecer un producto al peregrino, pero nos lo quitan.

 

Evitan que el peregrino nos compre para corrernos del pedimento. Nosotros somos gente pobre y por eso vamos a vender para llevarles algo a nuestras familias, a nuestros hogares.

 

Por eso vamos a vender al pedimento o a Juquila. Siempre nos han discriminado por ser gente indígena, incluso nos llaman indios.”

 

Cansados de años de abusos y ante los últimos hechos, los chatinos de Yaitepec por medio de una asamblea urgente tomaron la decisión de iniciar una manifestación pacífica y como primera acción se colocó un bloqueo en la carretera a Juquila, sin afectar el libre tránsito.

 

Esto mientras se lleva a cabo la mesa de trabajo con la Secretaría General de Gobierno (Segego).

 

Santa Catarina Juquila cuenta con un decreto presidencial que reconoce la propiedad de varias zonas en conflicto, no obstante, representantes de Yaitepec aseguran que impugnarán el documento, señalando violaciones en el proceso, ya que la comunidad nunca fue informada como lo marca la ley y advirtió abusos por parte de autoridades de Juquila y tráfico de influencias.

 

Indicaron que no hay acta de asamblea, ni informes documentales donde se le habría comunicado al pueblo, que Yaitepec le cedía derechos a Juquila, o en su caso, de documentos que den validez a alguna disputa del territorio antes de 1970, año que resuelven mediante decreto que parte de las tierras del pedimento serían de Juquila.

 

Agregaron que actualmente existen diversas campañas de intimidación que se difunden por medio de una estación de radio pirata y audios en redes sociales; en algunas se advierte a los vecinos de Yaitepec que no tendrán acceso a servicios bancarios en Juquila, los cuales les han sido negados en diversas ocasiones por su condición de indígenas.

 

Lo cual, además de violar sus derechos humanos, vulnera su economía al ser una comunidad que depende de las remesas que envían sus familiares que migraron para buscar una mejor vida.

 

También los jóvenes que acuden a estudiar a la secundaria o preparatoria a Juquila, ya que en Yaitepec solo cuentan con primaria; han recibido mensajes para que dejen de asistir a sus colegios ya que se les negará el acceso.

 

En ese mismo mensaje les advierten a los chatinos de Yaitepec que radican en Juquila que tienen que abandonar esta población y regresarse a su pueblo.

 

Para muchos, este conflicto es principalmente económico, pero para los habitantes de Santiago Yaitepec es una cuestión de justicia, por que además añaden Juquila se ha adjudicado el traje chatino y lo ha presumido en la Guelaguetza, sin reconocer que este es originario de Santiago Yaitrpec y es bordado por las manos de sus mujeres.

 

Aunque la querella incluye El pedimento y otros terrenos, aseguran que “no se busca un interés económico, ni se pelea por el dinero que maneja El Pedimento, solo queremos recuperar la tierra que nos pertenece, queremos justicia”.

 

Destacaron que no quieren problemas con la gente de Juquila ni con las instituciones de gobierno, recordando que el 30 de mayo del año 2013 asesinaron al síndico municipal Librado Peralta  Vásquez por defender los recursos de Yaitepec.

 

Explicaron que el dinero de el Pedimento, el cual según datos no oficiales supera los 30 millones de pesos al año; lo administran los Comités comunales de Juquila, por lo que se deberá revisar y someter a asamblea la forma en que podrían lograr un acuerdo respecto a este punto.

 

Adelantando que de recuperar las hectáreas que les pertenecen, lo emplearán como reserva ecológica. “Existe una mafia del poder, que integran unos cuantos que se ven muy interesados por el pedimento, porque ahí ven una forma de hacer riqueza”, expresaron.

 

En caso de que el fallo resulte en su contra seguirán buscando las medidas legales o el apoyo de alguna organización que les brinde asesoría, sin descartar la movilización social.

 

 Cabe señalar que resultado de las mesas de trabajo que iniciaron el pasado 5 de febrero y que encabezó el titular de la Segego, Héctor Anuar Mafud, ambas comunidades acordaron priorizar el diálogo y evitar cualquier agresión en lo que se realiza el proceso de conciliación, el cual comenzó hoy con representantes de la Procuraduría Agraria y la Junta de Conciliación Agraria.


Author: Staff